ISAAC IBN KHALFUN

ISAAC IBN KHALFUN – poeta sefardi del siglo X

Por Elisa Simon

Abu Abraham Isaac Ibn Khalfun nació en fecha indeterminada en la segunda mitad del siglo X, entre 960 – 970. Se sabe que su padre, Abraham, procedía del norte de África, sin embargo no queda claro si Isaac nació en el Magreb o en Córdoba, donde se estableció su familia, llamada por las oportunidades que brindaba el califato Omeya. Esta confirmado que Isaac vivía en Córdoba desde niño.
 
callejón del pañuelo, Córdoba
 
Para documentarnos sobre este poeta sefardi debemos acudir a las dos fuentes principales:
 
Kitab  “al-Muhadara wal Mudhakara” de Moshe Ibn Ezra (1055 – 1135). “Libro de la Disertación y el Recordatorio” traducido al español por la profesora y miembro de CSIC Montserrat Abumalham Mas. Se trata de una obra básica sobre la literatura hebrea. En esta obra ibn Ezra intentó demostrar que casi todas las figuras retóricas expuestas por los tratadistas árabes se encuentran también en el texto hebreo de la Biblia.  
 
Diwan de Samuel Ibn Nagrella, quien fuera nasi de los sefardies de al- Andalus, visir de los ziries granadinos, poeta y hombre muy respetado. En su diwan se recoge la correspondencia que mantuvieron Isaac y Samuel entre 1010 y 1020.
 
La amistad entre las familias Ibn Khalfun e Ibn Nagrella fue muy estrecha, podría ser incluso que los Ibn Khalfun trabajaran para los Nagrella. Sea como fuera, entre Isaac y Samuel se forjó una amistad. Así lo reflejan estas estrofas de un largo poema que Isaac dedico a su amigo Samuel

 

… ” Mis antepasados fueron formados de los tuyos, 
lo mismo que de ti se formó mi alma.
Consérvame el amor que te tenían, 
Cultiva tu amistad para conmigo y
                                  Que te sea grato mi recuerdo … ” 
 
Bajo el esplendor del califato Omeya, los sefardíes vivían tranquilos en Córdoba. Isaac recibió una esmerada educación, tal como era costumbre en al-Andalus entre las familias más pudientes. Pronto comenzó a componer poemas para personas ilustres a cambio de un salario. En esa época ya se empleaba en la poesía secular en hebreo la métrica de la poesía arabe. Igualmente se empleaba la temática y géneros tal como en la poesía en arabe. De esta manera Isaac componía versos de amistad, panegiricos, poemas de amor. Este un fragmento de un poema de amistad de ibn Khalfun: 

 

¡Amigo de mi alma!, ¡alma de todos mis amigos!,
¡bendito seas con bienestar sin fin! 
¡Que el Señor envíe al Mesías mientras vivas, 
y reúna en su ciudad al resto de su pueblo! … 
 
 
La amistad de Isaac y Samuel también pasó por algunos momentos de tensión, que ambos dejaron plasmada en versos como éstos: 

Isaac ibn Khalfun le escribió a su amigo: 

“Grande como la tierra es mi pecado, 
la contracción no expía mi delito, 
pero el de clemencia excelsa como el cielo 
me ama seguro con generosidad. 
Si yo falto y él no perdona mi pecado, 
de los dos será la culpa y el agravio. 
¡Por mi alma! su enfado he puesto a prueba, 
con él he discutido, la riña a mí se debe. 
Mas estando él irritado, me ofreció su amistad
con corazón magnánimo, sin odio ni rencor. 
Sostén y apoyo nuestro son sus brazos,
en él nos refugiamos cuando llega la angustia, 
por su sabiduría, por su conocimiento, 
su consejo y sus dulces palabras. … ” 

Otro poema de Isaac dice así acerca de esa riña entre amigos: 

” Por mi mal proceder me tambaleo, 
en manos perversas me entregaron; 
me he rendido al poder de mi pecado, y aquí estoy, 
como presa por cuatro bestias subyugada: 
una descubre, otra quiebra los huesos, 
otra aplasta, otra engulle y devora. 
La última me tiene aprisionado, 
clavada en mí como una estaca. … ” 
 
Su amigo Samuel ibn Nagrella le respondió así: 
 
“En los corazones enraízan tus palabras, 
cual la ciencia se extienden tus ropajes; 
tus poemas, escandidos, vigorosos, 
sin fisuras ni disonancias; 
dominas las palabras puras
como zafiros y lo dificultoso; 
reinas sobre los corazones inteligentes
e instruidos, repletos de saber; 
 
 
Isaac se casó con una hija de Ben Capron, un hombre de mucho prestigio y poder dentro de la comunidad. Podría ser que se tratara incluso del famoso gramático y poeta. Aquel matrimonio fracasó. El divorcio le costó a Isaac un enorme disgusto debido al grave conflicto que entabló con su ex-suegro. Según parece el enfado de Isaac sólo lo pudo aplacar las palabras tranquilizadoras de su amigo Samuel Ibn Nagrella. 
 
Vista del río Guadalquivir en Córdoba, puente romano con la torre Calahorra
A principios del siglo XI comenzó el declive del poder del califato cordobés, bajo el califa Hisham II. 
Intrigas y traiciones se convirtieron en algo habitual dentro de la corte Omeya. Las arcas del Estado empezaron a vaciarse.  La lucha por el poder entre el partido beréber y los partidarios de los Omeya llevaron a que en Mayo de 1013 un ejercito embravecido de beréberes al mando de Sulayman al-Musta’ in hicieran su entrada en Córdoba. Ibn Hazm menciona aquellas terribles jornadas en El Collar de la Paloma. 
 
“… me contó cómo había visto nuestras casas de Balat Mugit, a la parte de poniente de la ciudad. sus huellas se han borrado, sus vestigios han desaparecido, y apenas se sabe dónde están. la ruina lo ha trastrocado todo. la prosperidad se ha cambiado en estéril desierto; la sociedad, en soledad espantosa; la belleza, en desparramados escombros; la tranquilidad, en encrucijadas aterradoras. Ahora son asilo de los lobos, juguete de los ogros, diversión de los genios y cubil de las fieras los parajes que habitaron hombres como leones y vírgenes como estatuas de marfil …. ” 
 
Estas matanzas y destrucción provocaron la emigración de muchos cordobeses, como el propio Ibn Hazm, la familia ibn Nagrella y nuestro poeta Isaac. Comenzó así su viaje por al-Andalus y el Mediterráneo, siendo la poesía su única fuente de ingresos. Sus panegíricos y poemas de amistad se conocían en los países mediterráneos. Durante la vida errante del poeta sefardí siempre mantuvo correspondencia con su amigo Samuel, que también estaba en al-Andalus buscando un lugar seguro donde poder vivir. Esta correspondencia tuvo lugar entre 1010 y 1020. Así lo reflejan estos versos de Isaac ibn Khalfun: 

 

“Mi tranquilidad se disipó como una nube
mientras mis suspiros proseguían; 
mi alegría y regocijo
se extinguieron por completo. 
el cuerpo, con una costra de tierra, 
la osamenta del todo requemada, 
los ojos sin sueño 
y la noche sin luz; 
no tenía aliento, ni fuerzas, 
ni reposo mi alma atolondrada; 
era como el que está dormido
en la punta del mástil habiendo tempestad; 
el destierro me hacía dar vueltas
cual rueda hasta la ciudad de la planicie; 
unos días me alejaba errante, 
otros, afligido y angustiado
sin encontrar para la planta de mis pies 
lugar de reposo ni morada. … ” 
 
 
Por su lado, su amigo Samuel Ibn Nagrella le escribió lo siguiente a su amigo Isaac: 
 
“¿Tendré que pasar el día viajando y descansando, 
y la noche durmiendo entre tinieblas, como el buitre? 
Por las mañanas sonríe la Separación en mi casa, 
y por la tarde, de tanto errar lloran mis ojos. 
De un lugar a otro me va arrojando 
mi Destino, como si fuera lanza, dardo o venablo.
Un día soy compañero del ciervo, 
y al día siguiente vecino del milano. 
No resido dos días en una casa, 
no paso dos noches en la misma morada, 
como si mis pies tuvieran la norma y el precepto 
de recorrer toda ciudad y aldea … ” 
 
 
Isaac ibn Khalfun terminó abandonando al-Andalus y llegó al norte de África, a la gran metrópolis de Kairouan. Allí escribió al menos dos panegíricos a Abraham ben Nathan, líder de la comunidad judía de aquella gran ciudad. Abraham ben Nathan pertenecía a la corte de Mu´izz, el sultán zirí del norte de África. Mu´izz era el padre de Badis, el zirí que cruzó poco después a al-Andalus y se estableció en la zona de Granada. Otro personaje al que dedicó poemas fue el magnate comercial de Kairouan Judah ben Joseph. 
 
mapa de al-Idrissi – siglo XII
 
Isaac ibn Khalfun continuó su viaje a través del Mediterráneo, cosa que era común en el medievo. Las personas se movían de un lugar a otro por tierra y por mar, por varios motivos, como pudiera ser la Peregrinación a la Meca, el comercio, el estudio o la búsqueda de la sabiduría, la aventura, etc. 
 
Ibn Khalfun vivió en Damasco, ciudad magnífica, que todos los viajeros alabaron. La comunidad judía de esta bella ciudad era grande y floreciente. Allí redactó al menos ocho poemas a David ben Badshad, un hombre de gran renombre en la ciudad. Isaac dedicó también poemas y panegíricos al ministro de finanzas Manasseh ben Abraham al-Kazaz y su hijo ´Adaya. 
 
En un momento dado, nuestro poeta sefardí se marchó a Egipto, en la floreciente ciudad de El Cairo escribió poemas para Joseph ibn ´Awkal, un importante comerciante de la ciudad. 
 
La vida de Ibn Khalfun transcurrió de esta manera, viajando y componiendo poemas para poder vivir. Esta forma de vida fue criticada por un sector de los poetas andalusíes, que opinaban ” … pocos de sus poemas fueron considerados como fruto de árbol noble, pues la mayor parte son espinas y abrojos … ” queriendo decir que a pesar de su gran capacidad de creación poética, ésta carecía de calidad al ser redactada a cambio de dinero y no fruto de la inspiración. Los poemas de ibn Khalfun eran conocidos en su tiempo y se hallaron fragmentos de su obra en la Genizah de El Cairo, se trata de versos redactados en Oriente. 
 
Isaac ibn Khalfun murió después del año 1020, no se sabe ni la fecha ni el lugar de su fallecimiento. 
 
 
BIBLIOGRAFIA: 
 
– Isaac ibn Khalfun de Ann Brener ” A wandering hebrew poet of the 11th century” Editorial Brill – Agosto 2003 
 
– Poetas hebreos de al-Andalus. Antología de Ángel Sáenz-Badillos y Judit Targarona Borrás – Ediciones El Almendro, Córdoba 
 
– Literatura hebrea en la España Medieval de Ángel Sáenz-Badillos. Fundación Amigos de Sefarad – Madrid 1991 
 
– El Collar de la Paloma de Ibn Hazm, Alianza Editorial, versión de Emilio García Gómez 
 
– El saber en al-Andalus: texto y estudios, vol 2. editado por Pedro Cano Ávila. Julia María Calabaza Bravo y Aly Tawfik Mohamed Essawy. Universidad de Sevilla. Fundación El Monte 
 
– imagen mapa al-Idrissi. blog Cátedra de Historia Naval www.pinake.worldpress.com
 
 
(Visited 27 times, 1 visits today)
Elisa Simón

Soy argentina y vivo en España, desde que llegué me cautivó su historia andalusí. Desde entonces leo, estudio y aprendo cada día acerca de este fascinante período de la historia.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

 

 

Síguenos en las redes sociales

[icon type=”fa-facebook” size=”icon-3x” url=”https://www.facebook.com/DeAlAndalusASefarad/” box=”true”] [icon type=”fa-instagram” size=”icon-3x” url=”https://www.instagram.com/dealandalusa/?hl=es” box=”true”] [icon type=”fa-youtube” size=”icon-3x” url=”https://www.youtube.com/channel/UCZwTW11Pm0qRpRC1D89Yi_g” box=”true”]