MOSHE IBN ´EZRA´

MOSHE BEN YA´AQOB IBN ´EZRA´
 
Uno de los poetas sefardíes más sobresalientes de al-Andalus
 
“Un bonito rostro, un vaso de vino y un jardín,
el canto de los pájaros y la voz del agua de la fuente
son bálsamo para el que ama, alegría para el triste,
alivio para el caminante,
riqueza para el pobre y para el enfermo salud.”
callejuela en Granada 

 

Por Elisa Simon
 
Moshé ibn ´Ezra´nació hacia 1055 en Granada, bajo la dinastía de los ziríes cuando el visir Samuel Ibn Nagrella era nasí de los sefardíes granadinos. Ibn ´Ezra´perteneció a una familia con buena posición social y económica, habiendo ocupado puestos en la Administración de la taifa. Moshé recibió una esmerada educación en la escuela talmúdica de Lucena. A esta ciudad huyeron los ibn ´Ezra´, a raíz de los trágicos episodios en la judería granadina y la muerte violenta del visir Joseph ibn Nagrella, hijo de Samuel.
 
En Lucena Moshé se educó bajo la dirección de Yishaq ibn Yehudá ibn Gayyat, de quien recibió el saber tradicional judío y de su hermano Abu Ibrahim Yishaq, quien lo introdujo a fondo en la literatura árabe. Su formación en Lucena fue tan exquisita que cuando regresó a Granada gozaba de muy buena reputación en el ambiente social y literario de la ciudad. El rey ´abd Allah lo nombró sahib al-Shurta, jefe de policía de la ciudad, puesto que ocupó hasta la caída de las taifas. Su obra poética esta compuesta por unos quinientos poemas entre profanos y religiosos que muestran dos etapas, bien diferenciadas, de su vida.
 
Su juventud y madurez transcurrió tranquila, dando rienda suelta a la creatividad en un ambiente de paz y bienestar. Durante ese tiempo entabló buenas amistades, en especial con Yehuda ha-Leví, a quien invitó a Granada y bajo cuya protección permaneció durante un tiempo. Siguiendo su obra poética podríamos imaginar que  Moshé disfrutó de una cómoda vivienda con jardines y fuentes y que paseaba por la ciudad respirando el aire puro de Granada sin grandes preocupaciones. Esta primera etapa de su vida hizo que su creatividad se centrara en los placeres y alegrías que le ofrecía la vida. Sus composiciones reflejan los sentimientos y emociones de un hombre feliz, pleno y rodeado de amigos.
 
En aquellos tiempos escribió el Séfer ha- ´anaq o “ Libro del Collar”, que es una colección de unos mil doscientos pequeños versos que evocan al vino, el amor, la amistad, los placeres, descripciones de jardines y flores. Estas composiciones muestran su pleno dominio de la técnica y temática de la poesía árabe, junto al conocimiento profundo del hebreo.
 
Estos son algunos versos del Libro del Collar o Séfer ha-´anaq
 
“Venid a beber bajo mi techo
a la voz de la lluvia del nublado otoño;
ya no viste el mundo se verde manto
y desnudos están tallos y ramas. “
——
“Apresuraos, amigos, venid conmigo al palacio,
subiremos a beber a sus terrazas,
en compañía del murmullo de las aguas de las fuentes
y de la voz de los pájaros en su cantar. “
——
“Mi alma doy por estas jóvenes de acabada belleza:
su cabello es como la noche, su rostro como la luna.
Con cítaras y laúdes apretados a su pecho,
Cantan, como las madres a sus niños. “
——
“Cuando danza mi amada,
sueltos sus cabellos,
como rama de mirto se mueve,
sus ojos como flechas embriagadas en mi sangre
me hieren sin compasión. “
 
Ibn ´Ezra´ disfrutó también de la poesía estrófica, del tipo muwwassaha, siendo casi todas de tipo erótico, con los versos finales tanto en árabe como en hebreo e incluso algunos en lengua romance. La vida disoluta de Moshé cambió, con la llegada de los Almorávides en el 1090 y la rendición del rey abd ´Allah.
Comienza entonces la segunda etapa de su creación poética, cuando su tono se
volvió grave, su temática depresiva, pesimista, hablando sobre el destino, la muerte y sus hijos.  Sus versos se tornaron serios, llenos de dolor y nostalgia tanto por Granada como por sus amigos y familia. La hermosa casa con patio y jardines quedó vacía. La familia Ibn ´Ezra´se vio forzada a emigrar y por razones que se desconocen, Moshé se quedó en Granada durante unos cinco años, hasta que finalmente decidió también probar suerte en tierras de Castilla. Para entonces había perdido gran parte de su riqueza.
 
Cuando llegó a territorio cristiano, quedó sorprendido y desilusionado por el bajo nivel cultural, desde su personal punto de vista, de las comunidades sefardíes comparado con las de al-Andalus. En algunos poemas del destierro se queja con amargura de la gente entre la que le tocó vivir esos difíciles años.
 
“ Levantéme con trémulo corazón y salí
errante, y mis hijos imploraron a Dios …
Me condujo el destino a una tierra
En la que mis designios y
Pensamientos quedaron desconcertados;
Un pueblo de labios balbucientes y
Hablar incomprensible;
Ver sus rostros me acongojó … “
 
Este es el fragmento de poema del destierro:
 
“ Palomas perseguidas por opresores,
que, dispersas a todos los vientos,
gemís en las redes de los suspiros,
débiles y temerosas:
que Dios os conceda descanso en moradas de paz,
en casas fuertes, en tierra segura.
Vuelan de la montaña a la colina
Hasta que empiezan a desfallecer;
Bajan al yermo para llorar, pero sus alas caen,
Sus pies vacilan, no hay aquí reposo,
Son de nuevo presas del temor. … “
 
En Castilla Moshé sufrió la soledad, se sintió abandonado por su familia, incluso sus propios hijos. Uno de sus incondicionales seguía siendo su buen amigo, Yehudá ha Leví con quien mantenía correspondencia.
 
“Y ¿cómo mis parientes me tuvieron por
extraño
y cual un ajeno me consideraron mis hermanos?
Lo mismo que ellos mis hijos me abandonaron –
¡igual que yo pequé olvidando a mis padres!
Un instante durará su morada en el mundo
Y su destino será mañana como el mío:
Pues los devorará el primogénito de la muerte y
Su recuerdo será en el mundo olvidado como mi recuerdo … “
 
Moshé viajó por Castilla, Navarra y Aragón en busca de mecenas, de esta manera, residió un tiempo en Estella, Zaragoza y Barcelona.
 
… “ cansado de vivir vagabundeo por el mundo, buscando en vano su medida,
cansado de bajar a los abismos, de subir a las densas nubes,
hasta cubrir el firmamento,
con animales del bosque voy, desde lo alto de los montes eternos
cual ave de presa fulguro.
Los confines del mundo como relámpago
aplastaron mis pies
Y errante anduve de mar a mar,
Tras un constante caminar no vislumbro descanso ni reposo:
Por el día me ha bronceado el sol, por
la noche con colirio
Agrando en la oscuridad mis ojos,
Con todo lo pasado, mi rostro, expuesto al frío y al calor, ha
envejecido,
No se me reconoce: mi belleza decaída, mi cara desfigurada. … “
 
En esta etapa  Moshé profundizó en la poesía religiosa, compuso versos para ser recitados en la liturgia, convirtiéndose él mismo en un gran cantor de sinagoga. Cobraron especial relevancia sus oraciones de perdón ( sélihot) que se recitaban sobre todo durante los días de ayuno.  Aquí tienen la primera estrofa de un largo poema litúrgico titulado “Mi alma te anhela en la noche”
 
“Ansía mi alma morada de reposo,
por la fuente de vida suspira,
se consume por el lugar santo
y camina día y noche. …”
 
Moshé ibn ´Ezra´destacó también con una obra, escrita en árabe, donde volcó sus conocimientos acerca del adab árabe. Se trata del Kitab al-muhadara wa-l-mudakara, es una obra básica de la crítica literaria hebrea. Se tradujo al español bajo el nombre “Libro de la disertación y el recuerdo”
 
El propio ibn ´Ezra´lo explicó así:
 
“Tratado que comprende la disertación y el recuerdo en el que se contienen notas acerca de la poesía y los poetas, aspectos de la técnica de la prosa y de los prosistas, unas gotas de las opiniones de la ciencia y de los sabios, testimonios de las palabras de hombres píos y honorables, lo nuevo entre las noticias de los filósofos y jurisconsultos, destellos de las historias de hombres principales y famosos, algunos párrafos de las excelencias de escritores y entendidos en retórica, frases de los vestigios de los gramáticos y sabios en cuestiones religiosas … “
 
Moshé ibn ´Ezra´murió en un lugar desconocido entre los años 1135 y 1140. Su viejo amigo Yehuda ha Leví le dedicó una sentida elegía en su honor.  
 
BIBLIOGRAFIA:
 
– Judíos españoles de la Edad de Oro (siglos XI – XII) de Antonio Antelo Iglesias, editado por Fundación Amigos de Sefarad y la Universidad Nacional de Educación a Distancia, Madrid 1991
– Moshé ibn ´Ezra´, antología poética. Traducción, prólogo y notas de Rosa Castillo. Editado por poesía Hiperión, Madrid 1993
– Poetas hebreos de al-Andalus (siglos X – XII ) Antología. Ángel Sáenz-Badillos y Judit Targarona Borrás. Ediciones El Almendro, Córdoba
– Literatura hebrea en la España medieval. Ángel Sáenz-Badillos. Editado por Fundación Amigos de Sefarad y Universidad Nacional de Educación a Distancia, Madrid, 1991

 

 
(Visited 25 times, 1 visits today)
Elisa Simón

Soy argentina y vivo en España, desde que llegué me cautivó su historia andalusí. Desde entonces leo, estudio y aprendo cada día acerca de este fascinante período de la historia.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

 

 

Síguenos en las redes sociales

[icon type=”fa-facebook” size=”icon-3x” url=”https://www.facebook.com/DeAlAndalusASefarad/” box=”true”] [icon type=”fa-instagram” size=”icon-3x” url=”https://www.instagram.com/dealandalusa/?hl=es” box=”true”] [icon type=”fa-youtube” size=”icon-3x” url=”https://www.youtube.com/channel/UCZwTW11Pm0qRpRC1D89Yi_g” box=”true”]